viernes, 15 de enero de 2016

Fotografías de un niño soldado alemán capturado en la Segunda Guerra Mundial


El otro día googleando un poco, acabé viendo esta foto. Me quedé impactado y poco después decidí investigar un poco más sobre ella y para mi propio asombro acabaron aparecieron varias fotografías más. A pesar de la cantidad abundante de material fotográfico que existe sobre las atrocidades de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), está me suscitó más interés que cualquier otra hasta el momento. Poco después averigué que se trataba de un adolescente de dieciséis años, llamado Hans Georg-Henke que fue hecho prisionero en la ciudad de Hessen (Alemania). Este pertenecía originariamente a  un escuadrón de que servía en una pieza de artillería anti-aérea de la Luftwaffe (Fuerza Aérea de la Alemania Nazi) y, que en el momento de ser tomadas las fotografía rompió a llorar desconsoladamente. 






La foto forma parte de un serie de fotografías que fueron tomada por el periodista John Florea, en el pueblo de Hüttenberg-Rechtenbach, Hessen, al norte de Frankfurt am Main. El chaval, tras ser capturado por las fuerzas estadounidenses, fue desarmado y despojado de su uniforme y enviado de vuelta a hogar, en Finsterwald. Sin embargo, existe otra versión, la cual  dice que la fotografía fue tomada por un corresponsal de guerra soviético en Rostock, como imagen de propaganda soviética.

De la foto, poco que podamos describir, solamente añadir que ignoramos el porque del llanto. Una de las posibilidades es que rompiera a  llorar por la dureza y la crueldad del combate en que se vió envuelto, puesto que en el momento de su captura, había sido transferido a una unidad de infantería que acabó enfrentándose con los norteamericanos. Otra causa, también probable es que llorará de impotencia, puesto que estos adolescentes estaban altamente concienciados e ideologizados por el régimen nazi, el joven Hans sabía que el mundo en el vivía se estaba derrumbando  y quizás se  vergüenzaba de haber perdido o de haber fallado defendido la Patria.



El porque de su estancia en el frente es sencilla, puesto que el alto mando militar de la Alemania Nazi a primeros de 1945 sabía que la guerra no marchaba bien, y que si no realizaba más esfuerzos estaría perdida, necesitaba reponer tropas en el intento de frenar los avances de los aliados en el frente Occidental y de los soviéticos en el frente Oriental. Por ello, anteriormente el 18 de octubre de 1944, Joseph Goebbels (Ministro del Reich para la Ilustración Pública y Propaganda) dió un discurso instando a la creación  del Volkssturm (Fuerzas de asalto del pueblo), por lo que todos los hombres entre 16 y 60 años fueran integrados en el plan de defensa de la patria. Su resultado no fue del todo bueno, pues gran cantidad de estas tropas fueron víctimas de los ejércitos a los que se enfrentaban, debido a su escasa capacidad militar y táctica, así como su escaso o nulo entrenamiento debido a la rápidez de su reclutamiento. Poco pudieron hacer para evitar la derrota final del Tercer Reich el 8 de mayo de 1945.

De su vida después de la guerra, sabemos poco. Tenía dos  hermanos que sobrevivieron, no así sus padres, que murieron a lo largo del transcurso de la contienda. Hans-Georg Henke posteriormente se unió al Partido Comunista de la Alemania Oriental. Falleció en 1997. 



Fuentes:
https://es.wikipedia.org/wiki/Volkssturm
 http://www.taringa.net/posts/info/18641455/Historia-de-una-foto-21.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario